Domingo, 07 Febrero 2016 00:00

16.- La era de San Sebastián

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
La era de San Sebastián La era de San Sebastián Arturo Cerdá y Rico

Genial fotografía de la era comunal de San Sebastián, foto que protagonizó la portada del primer libro de Isidoro Lara,

Manuel U. Pérez y quien suscribe; “Del tiempo detenido”. Una obra que dio a conocer la obra deCerdá y Rico al gran público y que fue el origen del reconocimiento que hoy se le otorga.

En la fotografía, tomada desde el cerro de San Juan, se observan dos partes bien diferenciadas; en la superior vemos una panorámica de Cabrilla que afortunadamente pone de relieve lo poco que ha cambiado su casco histórico, y en la inferior donde se captan las diferentes labores de la era en lo que supone todo un alarde etnográfico.

En la era comunitaria de San Sebastián, utilizada por los labradores que no tenían era propia, se aprecian los haces de mies que una vez desatados, se disponían de forma circular y se pisaban con las bestias para emparejar la parva y se procedía a la trilla, bien en los más antiguos tableros, con cuchillas de pedernal, en los que el trillero permanecía de pie o en el más moderno con ruedas y cuchillas metálicas, en los que se trillaba sentado. Concluida la trilla se hacía el pez, o montón alargado de la parva, para ello se juntaba con una barrastra, un palo o una tabla que se ataba a una bestia, subiéndose uno o dos hombres en lo alto para que la tabla se colocara de forma oblicua y tirara de la mies para ir juntándola y formar el pez; y encaramados sobre él, teniendo muy en cuenta la dirección del viento, se daba comienzo a las faenas de “ablentar” (aventar), levantando al aire paletadas de las que el viento se encargará de separar el grano de la paja. A continuación se limpian los restos de lo aventado con la ayuda de cribas y zarandas, haciéndolos girar y lanzándolos al aire. Una vez sacado el grano solo quedaba medirlo con las medias fanegas, llenar los costales y transportarlos al granero o a cualquier molino de los 6 que por entonces existían en Cabra.

Texto de Julio A. Cerdá Pugnaire

Visto 1385 veces Modificado por última vez en Sábado, 23 Abril 2016 16:44
Inicia sesión para enviar comentarios