El Certamen

El «Cerdá y Rico de Fotografía» otorga varios premios en metálico, uno de 3.000 euros y trofeo, otro de 2.000 euros y trofeo, y un tercero de 1.000 euros y trofeo, no obstante el jurado puede dejar desierto alguno de ellos, o hacer otras menciones especiales aparte de las obras premiadas. El tema y la técnica son libres para los tres premios, aunque en el caso del tercero sólo se premiarán obras cuya temática gire en torno a los valores paisajísticos, patrimoniales, culturales o etnográficos de la comarca de SIERRA MÁGINA.

Recibe el nombre de Arturo Cerdá y Rico, fotógrafo pionero que descolló entre los aficionados españoles durante los albores del pasado siglo XX, por lo que se pretende mantener vivo aquel espíritu inquieto, el de un fotógrafo aficionado que se terminó dedicando en cuerpo y alma a la fotografía y que entabló amistad con tantos otros amantes del arte de Daguerre, participando además en numerosos premios y publicaciones.

La periodicidad del certamen es bienal.

Como se establece en las bases, sólo serán admitidas fotografías digitales y tan sólo las series finalistas deberán enviarse en el formato que establecen las bases.

En anteriores ediciones, el Cerdá y Rico de Fotografía recibió una participación considerable, alcanzando un nivel más que digno, pues si damos un repaso al cuadro de honor comprobaremos que se prodigan algunos de los más brillantes autores del panorama fotográfico español.

El Cerdá y Rico de Fotografía vuelve con intención de mantenerse. Con humildad y dedicación este comité organizador intentará elevar el prestigio del evento a las mayores cotas posibles.